Cheque y cuentas para desalentar las salideras

Cuenta gratuita universal, reducción de costos de transferencia y cheques de cancelación son los instrumentos que el sistema financiero incorporará desde octubre para evitar la necesidad de trasladar grandes sumas en efectivo.El Gobierno anunció un paquete de medidas para favorecer la bancarización y de esa manera evitar las salideras bancarias. A partir de octubre entrará en vigencia la “cuenta gratuita universal”, una caja de ahorro que podrá ser solicitada presentando solamente el DNI. Tendrá un saldo máximo de 10.000 pesos, sin costos de mantenimiento. Los débitos directos (por ejemplo para el pago de servicios) o los débitos por compras en distintos negocios tampoco tendrán un cargo para los usuarios. La otra medida tiene que ver con la reducción de los costos en las transferencias bancarias que se hagan por Internet o por el cajero automático. Hasta los 10.000 pesos serán gratuitas. Y la tercera iniciativa está relacionada con la puesta en funcionamiento de los cheques cancelatorios, que podrán ser en dólares (para el caso de los inmuebles) y en pesos. Este instrumento será avalado por el Banco Central y no tendrá costo alguno para los usuarios. El objetivo es evitar que los clientes salgan de los bancos con grandes sumas de efectivo.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó las nuevas iniciativas en una reunión que mantuvo junto al ministro de Economía, Amado Boudou, la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, y los representantes de las distintas entidades bancarias, públicas y privadas. Según afirmó a Página/12 Carlos Heller, presidente del Banco Credicoop y dirigente de Abappra, estas propuestas fueron consensuadas por los bancos la semana pasada, mientras que el Banco Central analizó el tema ayer al mediodía, antes de la reunión con la Presidenta. “La autoridad monetaria posee facultades para implementar estas soluciones de manera inmediata, más allá del debate parlamentario, el cual también es muy saludable”, señaló a este diario una fuerte gubernamental.

Las medidas anunciadas apuntan a incrementar la bancarización y a mejorar las condiciones de los usuarios que ya están bancarizados, para evitar que circulen con efectivo.

Cuenta gratuita universal. Las entidades que cuenten con más de diez cajeros automáticos estarán obligadas a poner a disposición de toda la población una caja de ahorro gratuita, con su correspondiente tarjeta de débito. Dicha cuenta no tendrá costo de mantenimiento y las operaciones realizadas en los cajeros automáticos de la entidad que habilita la cuenta, tampoco, al igual que los débitos realizados por las compras en comercios y los débitos directos. “Será una cuenta restringida donde sólo se podrá tener un saldo de hasta 10.000 pesos. Este límite fue fijado para evitar el lavado de dinero”, manifestó Heller.

La idea de ofrecer una cuenta gratuita con la cual puedan realizarse pagos de servicios (también se podrá obtener la clave para operar por Internet) apunta a terminar con los llamados “marcadores” en las salideras bancarias, quienes suelen entrar a los bancos con la excusa del pago de un servicio.

Según manifestó Marcó del Pont durante la reunión, la bancarización llega al 60 por ciento de los hogares de la Argentina. “El resto que hoy está afuera es bancarizable”, agregó Heller. La medida también apunta a incluir a los trabajadores de la economía informal.

Cheque cancelatorio. El Ejecutivo tomó la decisión de reflotar este instrumento que será provisto por el BCRA. Está pensado para grandes transferencias, con un mínimo de 20.000 pesos o 5000 dólares y un máximo de 400.000 pesos o 100.000 dólares. La operatoria es la siguiente: los bancos colocarán en el cheque cancelatorio el importe y la clase de moneda a solicitud del cliente y percibirán de dicha persona el monto en la moneda en que se emita el instrumento. Los cheques cancelatorios emitidos en dólares sólo podrán ser usados para operaciones inmobiliarias.

Este instrumento sólo admite dos endosos para las personas físicas, mientras que las personas jurídicas estarán obligadas a depositar los cheques en sus cuentas y no podrán endosarlos. “La idea es que nadie salga del banco con 50.000 pesos en un maletín. Este instrumento estará garantizado por el Banco Central, donde quedará depositado el dinero entregado a los bancos”, explicaron a este diario desde el BCRA.

Este instrumento tampoco tendrá ningún costo de uso. Desde la autoridad monetaria estiman que su aplicación comenzará durante noviembre.

Transferencias. A partir de noviembre, las transacciones que se realicen por cajero automático o Internet serán gratuitas. Los usuarios podrán realizar transferencias de hasta 10.000 pesos por día. En la actualidad, los bancos suelen habilitar hasta 3000 pesos de transferencias diarias.

Para los usuarios que quieran transferir hasta 50.000 pesos por ventanilla, tendrán que pagar un costo máximo de 5 pesos y quienes deban transferir hasta 100.000 pesos, el costo máximo será de 10 pesos. Por encima de este último tope, cada entidad podrá aplicar el cargo que desee, pero con un tope de 300 pesos. Las transferencias que se hagan por Internet superiores a los 50.000 pesos pagarán sólo el 50 por ciento del costo de la transacción. .

Fuente Página 12

Usted puede emitir un comentario, o trackback para su propio sitio.

Emitir Respuesta

Usted debe estar loggeado para emitir comentarios.

Powered by COsistemas
(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','https://www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-81610537-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');