Convención de la Cámara de la Construcción

Cristina Fernández de Kirchner clausuró la convención de la Cámara de la Construcción. Volvió a convocar a un acuerdo social y anunció el ingreso de las compañías del sector al régimen de préstamos con tasa preferencial. Satisfacción empresaria.     
Fuente : Página 12
Por Cristian Carrillo

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reiteró ayer el llamado a un diálogo tripartito entre el Estado, los empresarios y los trabajadores. “La convocatoria al diálogo es fundamental, porque es imposible hacer algo sin diálogo”, señaló ayer la mandataria al clausurar la 58º Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC). Los empresarios que participaron del encuentro también se manifestaron entusiasmados con la convocatoria al Consejo para el Diálogo Económico y Social que, según pudo saber este diario, se formalizaría a más tardar la próxima semana. Por su parte, el dueño de casa, Carlos Wagner, insistió en la “necesidad de que las entidades empresarias se mantengan unidas”. La CAC oficiará hoy como anfitrión del almuerzo del Grupo de los 6. Durante su discurso, CFK anunció además la inclusión de empresas constructoras en la línea de financiamiento del Bicentenario. Los proyectos deberán enmarcarse en obras de turismo, parques industriales y viviendas para clase media.

Tal como sucedió la semana pasada en el cierre de la Conferencia de la Unión Industrial, Cristina arribó acompañada de buena parte de su gabinete. Movilizada aún por el discurso previo de Wagner, resaltando la figura del ex presidente Néstor Kirchner, la Presidenta contó que el titular de la CAC también le transmitió en privado una palabra de aliento: “Te necesitamos fuerte, me dijo”. Hizo una pausa e inició su discurso.

Frente a una numerosa concurrencia, la jefa de Estado resaltó la participación del trabajador en la actividad económica. “El recurso humano es instrumento y objetivo al mismo tiempo, porque el trabajador es también un consumidor”, explicó. Ese fue el puntapié inicial para reiterar el llamado a un diálogo tripartito. Más temprano el tema de la convocatoria había ganado los pasillos. Desde distintas cámaras reconocían que todavía no habían recibido el llamado del Gobierno, pero coincidieron en que será antes de diciembre. También confirmaron a este diario que al acuerdo irá todo el G-6.

Uno de los paneles con mayor convocatoria fue el que reunió a representantes de tres de las cámaras que integran ese grupo patronal: la UIA, CAC y los banqueros de Adeba. En este caso, los discursos se basaron en la defensa de la unión empresaria contra “el avance” de los gremios. “Es necesario estar juntos porque como empresario es muy desgastante el tema de los gremios”, opinó el titular de Adeba, Jorge Brito. El presidente de la UIA, Héctor Méndez, llamó a estar “unidos a pesar de las diferencias” para dar “una representación firme”. Al respecto, Wagner manifestó su “orgullo” por pertenecer al G-6. “Es importante que las entidades empresarias se mantengan unidas, por eso decidimos reunirnos más asiduamente”, añadió. Los representantes del grupo almorzarán hoy con la presencia estelar del Premio Nobel en Economía Paul Krugman .

El discurso de la Presidenta continuó siendo conciliador, resaltando una y otra vez la sinergia entre empresarios y trabajadores. También se refirió a la actividad de la construcción y el “rol dinamizador de la obra pública”. “Siempre tiene que llegar el Estado antes que la inversión privada”, señaló en referencia a la puesta en marcha de la línea de interconexión NEA y NOA (ver aparte). Cristina Fernández defendió así la obra pública llevada a cabo por la actual administración y su carácter social. “No es sólo un fenómeno económico”, reiteró. La mandataria evitó dar cifras. “Las debe haber dado el ministro (de Planificación, Julio) De Vido”, bromeó. No obstante, citó unos breves ejemplos, como la duplicación en la demanda de bolsas de cemento, la construcción de soluciones habitacionales y la creación de puestos de trabajo.

Cristina Fernández guardó para el final el anuncio. “Quiero anunciarles que vamos a incluir a la construcción en el programa de préstamos del Bicentenario”, afirmó. Se trata de la línea de préstamos bancarios con fondos del Banco Central, mediante redescuentos, los cuales llegan al tomador a una tasa del 9,9 por ciento anual. “Lo vamos a hacer porque creemos que es importante seguir sosteniendo el nivel de inversión y al mismo tiempo sostener la demanda agregada en todos los niveles”, explicó. La línea, en el caso de la actividad de la construcción, financiará proyectos preaprobados de parques industriales, turismo o viviendas para la clase media. La iniciativa permitirá acercar al segmento de ingresos medios la posibilidad de la “casa propia”, una deuda que la mandataria reconoció tener con la gente, por culpa del default de 2001. “Pero no serán para countries ni para edificios de lujo”, aclaró.

Usted puede emitir un comentario, o trackback para su propio sitio.

Emitir Respuesta

Usted debe estar loggeado para emitir comentarios.

Powered by COsistemas
(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','https://www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-81610537-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');